Aerolíneas comerciales vs. Pandemia y el Rol del Estado

La pandemia ha paralizado la industria de manera nunca antes vista y aún así resulta difícil vislumbrar como se va a ir saliendo del “parate”.

Hay algo que es claro y obvio: El Transporte Aéreo es un negocio con Futuro, en un mundo globalizado como el nuestro.

Entrando en el análisis: Para la International Air Transport Association (IATA), las aerolíneas necesitarán casi 230.000 millones de dólares de apoyo a nivel mundial. Otros cálculos señalan que las necesidades financieras deberían subir un 30% respecto de ese valor.
El interrogante que se desprende de esto último es ¿Será posible que en cada país se pueda absorber semejantes valores concentrados en sólo una industria?

En Estados Unidos, el Departamento del Tesoro aportaría cerca de 25 mil millones de dólares para “sostener” a las compañías que portan la bandera norteamericana, la “asistencia” se desprende del bill llamado CARES (Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act).

Tal vez ésta sea una gran oportunidad para replantear el negocio aero-comercial; que a pesar de venir de una Década de ganancia sostenida (» ver nota «) siempre es muy afectado cuando surgen crisis como la actual o la financiera del 2008, la del Atentado de Sep-11, etc.

Tal vez debería considerarse que el transporte aéreo necesita una nueva concepción.  El shutdown obligatorio obliga a todas las empresas perjudicadas por la situación imperante, a demostrar su situación financiera para recibir dicho apoyo.

En medio de este escenario Delta Airlines, que junto con American Airlines, United Airlines, Southwest Airlines, JetBlue Airways y Alaska Airlines recibirán apoyo del gobierno estadounidense, acaba de hacerse cargo de la orden por 10 Airbus A350 que estaba por cancelar LATAM, su nueva reciente socia en América Latina.

Retomando el concepto: “el transporte aéreo tiene un futuro“, es necesario entender que pasada la crisis, en pocos meses, habrá fusiones, adquisiciones, nuevos jugadores y quiebras.
Para esto último, Estados Unidos presenta su Ley de Quiebras, donde se establecen mecanismos para que las empresas y particulares resuelvan sus situaciones de crisis.

En esta línea, Miguel Magnani, CEO de Interjet llamó a la unión de las aerolíneas en la misión de mantener sus puestos de trabajo diciendo: “… es momento de sumar experiencias, casos de éxito y poner sobre la mesa el talento y aporte de cada aerolínea para colocar a nuestras fuentes de empleo directas e indirectas por encima de cualquier obstáculo. Juntos podemos volar más alto y ser ejemplo para otros sectores económicos”. Resulta una atinada mirada que plantea el desafío de aplicar la creatividad antes de afectar los trabajadores que ayudan diariamente a generar las ganancias.

Tal vez es el momento de Estados “salvadores” que aplicando el mejor criterio posible, realicen dicho salvataje enfocados en los puestos de trabajo y conectividad.
Prudencia de los Estados y honestidad de las Empresas: pareciera ser la mejor conclusión para este momento de crisis.

HERNAN BONFIGLO
Editor: Tripulantes.com.ar

 

Notas Relacionadas