Vuelve Aeroparque en Febrero, con una pista más larga y vuelos Regionales.

Aeroparque en Remodelacion

El 24 de febrero de 2021 inaugurarán la nueva pista del Aeroparque Jorge Newbery.
Reabrirán el aeropuerto, junto con las realizadas obras en la pista de aterrizaje y en los sectores de arribos y partidas del área internacional y que, tras una inversión del orden de los 5.000 millones de pesos, le permitirá a la estación aérea metropolitana convertirse en una de las más seguras del continente para las operaciones aéreas, informaron fuentes oficiales.

Vamos a inaugurar la obra el 24 de febrero a las 19 horas. Los trabajos se están desarrollando de manera sostenida y estamos convencidos de que llegaremos a tiempo para cumplir con ese plazo. Estamos muy satisfechos -continuó- por haber tomado la decisión de avanzar con esta obra y el parate por la pandemia fue crucial para poder concretarla, ya que una suspensión de las actividades por tanto tiempo, hubiese sido un problema serio para las empresas que operan en Aeroparque”

dijo a Télam Carlos Pedro Mario Aníbal Lugones Aignasse, titular del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA).

Remodelación y ampliación de los sectores de Arribos y de Partidas del área Internacional de la Terminal de Pasajeros, en vistas al retorno de los vuelos regionales, previsto precisamente para fines de febrero y principios de marzo.

Proyecto dentro del marco del Convenio N° 22/2004, entre el Estado Nacional y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se resalta como fundamental el incremento de la seguridad operativa de la pista, acorde a las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), como así también, el aumento de la capacidad operativa del aeropuerto.

Se alargará la pista 600 metros

Se llevó adelante la demolición y reconstrucción de los 21 metros de la faja central existente, a lo largo de toda su longitud (2.100 m), aumentando su estructura para darle mayor capacidad de soporte y llevando su longitud total a los 2.700 metros, o sea 600 metros más de lo que tenía.

Esto se complementa con el ensanche de la pista a 45 metros y la ejecución de márgenes pavimentados de 7,5 metros a cada lado, conforme lo recomendado en la normativa internacional vigente, lo que llevará la pista a un ancho total de 60 metros.

También, se concreta la prolongación de la pista en ambas cabeceras, lo que, además de incrementar la seguridad de las operaciones, permitirá realizar vuelos de mayor radio de acción.

Complementariamente a la intervención de la pista, se han previsto dos nuevas salidas rápidas que conectarán la pista con el rodaje paralelo, y dos nuevas calles de rodaje en el extremo de cabecera Sur, en tanto que los rodajes existentes serán reconstruidos en su totalidad, una novedad para los aeropuertos argentinos.

Balizamiento Categoría Operacional III
Las obras contemplan, además, un nuevo sistema de balizamiento de alta intensidad en configuración de Categoría Operacional 3, a instalarse en la pista, con rodajes y salidas rápidas, que incluye luces de eje pista, bordes, umbral y fin de pista, y nuevos sistemas de luces de aproximación en ambas cabeceras, a lo que también, se incorporará un nuevo sistema instrumental para el aterrizaje (ILS), lo que mejorará sustancialmente la seguridad de las operaciones y permitirán operar en condiciones de baja visibilidad.

Para los trabajos en la pista se están utilizando tres terminadoras, que trabajan continuamente en el hormigonado, se movilizaron 102 mil metros cúbicos de hormigón, récord para una obra de esta naturaleza en tan poco tiempo (4 meses), a un promedio de 2.100 metros cúbicos diarios.

Mas comodidad para zonas de Preembarque.

El proyecto comprenderá, por otra parte, la remodelación y ampliación del preembarque internacional, con una superficie aproximada de 3.350 m2, además, se readecuarán los espacios existentes para mejorar la funcionalidad y espacialidad.

Nueva estructura para los sectores de control de seguridad y control migratorio, a fin de lograr una optimización de los espacios, y una mejor operación y procesamiento de los pasajeros, y se mejorará la oferta gastronómica y comercial existente, incorporando nuevos locales.
En cuanto al área de Arribos Internacionales, el proyecto abarcará una superficie aproximada de 4.600 metros cuadrados y prevé la remodelación, readecuación y refuncionalización del área de control con sus oficinas anexas; la remodelación del patio de valijas internacional y la construcción de un nuevo hall de arribos internacional con sus sanitarios, local gastronómico y locales comerciales.

Esta obra incluye, además, la readecuación de los espacios exteriores, esto es, veredas, canteros y equipamiento.

El nuevo sector de control de migraciones consistirá en un espacio amplio para filas, e incluye la instalación de 14 puestos de atención y 5 E-gates y perimetralmente a esta área se ubicarán las oficinas de los organismos de control.

En la misma línea se remodelará y ampliará el sector correspondiente al control de aduanas, para una mejor organización en la formación de filas, configurándose para la instalación de cuatro máquinas de rayos y oficinas operativas de apoyo.

Pudimos concretar esta obra con un presupuesto que está un 30 por ciento por debajo de la cotización oficial y lo hicimos con una visión estratégica
señaló Lugones Aignasse.

En tanto, Julián Obaid, titular de la Junta de Seguridad de Accidentes, que recorrió las obras junto a las autoridades del ORSNA y de la que participó Télam, dijo:

lo que muestran estas obras es que ni la pandemia detuvo la convicción del Gobierno de avanzar con los trabajos para convertir al Aeroparque Jorge Newbery en un centro fundamental para toda la región. No solo se planificaron durante la crisis del COVID-19 con una inversión de aproximadamente $5000 millones, sino que también se llevaron adelante y se están terminando. Cuando las obras estén finalizadas, se proyecta que Aeroparque tendrá vuelos regionales con la seguridad y las características de un aeropuerto internacional. Los trabajos que se están haciendo mejorarán sustancialmente la seguridad de las operaciones y permitirán operar en condiciones de baja visibilidad”.

 

Notas Relacionadas